Aqua Yoga, practicar yoga en el agua

Aqua Yoga, practicar yoga en el agua

TAMBIÉN CONOCIDA COMO WOGA, WATERYOGA, YOGA EN EL AGUA O YOGA ACUÁTICA, EL AQUA YOGA ES LA PRÁCTICA DEL YOGA DENTRO DEL AGUA

28-10-2016 a las 09:00:00
404

El Aqua Yoga es una perfecta conjunción de relajación, meditación, flexibilidad y concentración, es altamente recomendado para todas las personas desde niños hasta adultos, sobretodo en casos de sobrepeso, obesidad, problemas de los huesos y de la columna, como también es muy recomendable su practica para mujeres embarazadas y para todo aquel que desee explorar esta nueva experiencia en el agua.

El agua despierta en nosotros una sensación inconsciente de protección y placer.

En el agua hay mayor libertad para coordinar movimientos, fortalecer y relajar la musculatura, ya que el ejercicio es más suave y dentro del agua se pesa menos.

El agua templada tiene un efecto terapeútico en nuestro cuerpo.

Beneficios

  • Corrige la postura
  • Mejora la autoestima
  • Mejora la flexibilidad
  • Favorece el autoconocimiento
  • Disminuye el grado de estrés y ansiedad
  • Disminuye el riesgo de adquirir una lesión
  • Favorece la relajación de cuerpo y mente
  • Mejora el equilibrio tanto físico como mental
  • Fortalece y tonifica músculos y articulaciones
  • Mejora dolores de espalda y otros problemas articulares
  • Favorece la circulación sanguínea y el retorno venoso. Esto es especialmente beneficioso para las mujeres embarazadas y sus bebés, ya que su oxigenación también mejorará
  • Realizar yoga en el agua tiene la ventaja añadida de reducir el impacto en las articulaciones y la sobrecarga muscular, brindandonos la oportunidad de mantener las posturas del yoga por un periodo más prolongado de tiempo.

¿Para quién es ideal la práctica del Aqua Yoga?

Es ideal para todas las personas, más allá de las posibilidades físicas de cada uno, desde niños hasta adultos siendo particularmente recomendado:

  • Para personas con capacidades corporales limitadas
  • Para personas que padecen artritis o patologías óseas similares
  • Como medio de rehabilitación para las personas que han sufrido algún accidente
  • Para personas con sobrepeso que desean iniciar actividad física
  • Para mujeres embarazadas para mejorar la oxigenación del bebé

Cómo es una clase de Aqua Yoga

La estructura de la clase es similar a una clase convencional de hatha yoga (técnicas de respiración, ejercicios de precalentamiento, secuencia de asanas (vinyasas) adaptados especialmente al medio acuático empleando también algunos accesorios para piscina y se concluye con una relajación final (donde la meditación es posible también).

De todas maneras se recomienda elaborar un programa específico para cada individuo. Para aquellos que les guste el dinamismo y que estén en condiciones físicas óptimas se diseñan también ejercicios mas vigorosos con vinyasanas que requieren una mayor exigencia corporal.

Se pueden realizar de forma individual o en grupo. Algunas posturas se realizan en flotación, y otras con los pies en el suelo o apoyados en el borde de la piscina, otras sentados, no siempre es imprescindible que el agua cubra todo el cuerpo. Se aconseja en casos específicos de yogaterapia que la temperatura oscile entre 34 y 36 grados en invierno,y entre 20 y 25 grados en verano ya que los músculos se relajan mejor en agua cálida y una temperatura más baja de la deseada puede producir hipotermia.

Todo depende de cada individuo, sus necesidades y sus posibilidades. Para aquellas personas que no padecen de ningún problema y solo desean disfrutar en verano los beneficios del Aqua Yoga no se requiere la climatización del agua, por lo que se puede realizar esta práctica en sitios naturales también.

No es necesario saber nadar o respirar debajo del agua (en esos casos el profesor diseña ejercicios específicos que contribuyan para esta práctica). Algunas clases se focalizan más en la parte física y otras en la parte meditativa. La meditación en el agua ofrece grandes beneficios también. Muchos deciden hacerlo al final del día puesto que los efectos relajantes del agua y la meditación favorecen para conciliar mejor el sueño. La duración de la clase puede variar de treinta minutos a una hora.

¡Importante!

Si sufres de alguna enfermedad o padecimiento, antes de iniciar un programa de Aqua Yoga, consulta a tu médico.

El instructor de Aqua Yoga debe conocer tu historia clínica para elaborar un programa específico conforme a tus necesidades.

Fotografía: Cure Joy

Fuente: Innatia | ComerconSalud.com

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien