Cómo mantenerte en tu peso ideal

Cómo mantenerte en tu peso ideal

SI PADECES SOBREPESO, ACUDE A UN ESPECIALISTA PARA QUE EVALÚE TU CASO Y NO COMIENCES UNA DIETA POR TU CUENTA. ASIMISMO, SI NO ESTÁS ACOSTUMBRADO A REALIZAR EJERCICIO, EMPIEZA POCO A POCO

17-10-2016 a las 09:00:00
317

Tan importante resulta hoy en día mantener un peso ideal y así evitar diferentes condiciones de salud asociadas directamente a este tema.

¿Sabes en realidad la cantidad de problemas que puedes ocasionarte si no llevas una dieta saludable y balanceada?

No pasa solamente por la parte estética que por supuesto también es un factor significativo. El sobrepeso es causante de problemas con la autoestima, falta de interés por superarse a causa del temor a la discriminación, entre otras situaciones.

Las personas obesas generalmente prefieren esconderse detrás de un escritorio o algún mostrador para no exponer su real apariencia. Algunos, aunque no en todos los casos dejan de ser personas sociables, se vuelven solitarias y dejan de relacionarse con los demás.

Y por supuesto también existen enfermedades asociadas a una mala alimentación.

¿Cuáles serían esas enfermedades o condiciones?

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Colesterol
  • Problemas del corazón
  • Arteriosclerosis
  • Hígado graso
  • Resistencia a la insulina
  • Úlceras varicosas
  • Artrosis
  • Desviaciones de columna
  • Dificultades para respirar y hacer actividad física normal
  • Cansancio fácil, aún en actividades cotidianas
  • Problemas circulatorios
  • Hongos
  • Disfunción eréctil
  • Insuficiencia renal

Esta lista podría seguir pero nos limitamos a estas situaciones para que te hagas una idea de que el sobrepeso no es sólo una cuestión estética, sino que puede ocasionarle graves daños a tu salud.

Es importante recalcar que la obesidad no se da de la noche a la mañana, es más bien un proceso lento y progresivo debido a malos hábitos alimentarios que se mantienen en el tiempo. Si no corriges tu alimentación hoy, puedes padecerla luego.

¡Importante!

Nutricionistas afirman que nuestro metabolismo se va haciendo más lento con el paso de los años, es por eso que capaz cuando eras más joven tal vez te alimentabas de la misma manera que hoy pero sin aumentar de peso considerablemente, pero en tu presente no se da la misma situación y notas como vas aumentando de peso sin haber cambiado mucho tus hábitos.

Otra afirmación interesante de estos profesionales de la salud refiere que no es bueno vivir a dieta, lo realmente saludable es aprender a vivir con buenos hábitos de salud, en síntesis aprender a comer.

Vivir a dieta solo ocasiona descender momentáneamente de peso para luego recuperar o superar el peso previo a la dieta. Lo importante es comer sano día tras día, te puedes dar gustos o también llamados permitidos, pero siempre dentro de límites.

Quien no desea de repente comer dulces, o alguna pizza o hamburguesa, pero si llevas en cuenta que al día siguiente debes hacer actividad física para quemar las calorías extras que consumiste no representa un problema de consideración. Siempre y cuando no se convierta en un hábito.

Cuando subes de peso es porque ingieres más calorías de las que quemas, y cuando bajas de peso es porque quemas más calorías de las que ingieres. Nuestro cuerpo está en actividad constante, incluso cuando dormimos nuestras células siguen trabajando y se queman calorías.

El problema está en que si no quemamos con actividad física las calorías de más que ingerimos, éstas se irán acumulando en forma de grasa generando el aumento de peso.

Consejo profesional

Debemos evitar las calorías vacías, es decir, debemos evitar los alimentos que tienen un gran contenido calórico pero pocos nutrientes cómo el azúcar y sus derivados, los refrescos azucarados, etc...

Nunca hay que saltarse el desayuno, pues es la única forma de activar el organismo por las mañanas y hacer que nuestro metabolismo trabaje más deprisa. Debemoscomer de todo en su justa medida.

Una persona con sobrepeso no es para nada sinónimo de buena salud, así como tampoco lo es una persona delgada pero mal nutrida.

Recuerda. Es muy importante que aunque no tengas problemas con tu peso acudas a un profesional que te irá guiando sobre cómo llevar una alimentación variada, saludable y con todos los nutrientes que tu cuerpo en especial necesite, de acuerdo a tu actividad diaria.

El agua

El agua también es un ingrediente fundamental para mantener tu peso ideal, pues ayudará a que tu cuerpo se deshaga de toxinas y productos de desecho de manera eficiente. Al hacer ejercicio y consumir agua las grasas podrán ser eliminadas efectivamente a través de la orina, y evitando además otro problema asociado al sobrepeso: la retención de líquidos.

A tener en cuenta

La combinación perfecta entonces sería, alimentación sana y equilibrada, actividad física regular de al menos 30 a 40 minutos por día y como broche de oro ingesta suficiente de agua. Siempre teniendo en cuenta tu condición de salud, tu médico evaluará si estás en condiciones de hacer actividad física y de qué intensidad.

Nota. Si estás en este momento con sobrepeso no inicies dietas precipitadas, acude a un profesional que te indicará como bajar de peso sin dejar de alimentarte correctamente, el nutricionista evaluará como bajar esos kilos de más y como mantenerte en forma luego.
 
Estrategias que te pueden ayudar a mantener un peso ideal
 
Controla tus emociones. Científicos de la Universidad de Alabama, comprobaron que las personas que comen causa de sus emociones,  son 13 veces más propensas a ser  tener sobrepeso. Si tienes algún problema emocional no te refugies en la comida, puedes salir con tus amigos, meditar, hacer ejercicio o realizar cualquier tipo de actividad que te impida pensar en la comida.
 
Comida casera. Adopta el hábito de preparar la comida en casa. Concina con alimentos sanos y nutritivos. Puedes hacer platillos para que te rinda de dos a tres días, esto hara una diferencia en tu alimentación y peso.
 
Registra tu peso. Si ya perdiste peso, para no recuperarlo es fundamental continuar pendiente de no recuperarlo. Realiza una rutina todos los días a la misma hora para registrar los kilos que marca la balanza. Esto ayuda a mantenerte delgado y motivado  del cuidado de tu cuerpo y alimentación.
 
Cuenta las calorías. Infórmate sobre la cantidad de calorías e ingredientes que tiene cada comida, por lo menos de sus componentes básicos. Además, realiza ejercicio al menos dos o tres días a la semana como complemento para mantener tu peso ideal.
 
Plan de compras. Una investigación realizada en la Universidad de Harvardque las personas que compran con anticipación, tienen una alimentación más saludable. La clave es hacer una lista de compras y crear un menú semanal, de esta forma tienes una organización de tus comidas, cantidades y variedad que ayudan a mantener tu peso.
 
Otra forma de mantener tu peso, es que antes de consumir cualquier alimento, hagas una pausa y analices el platillo que tienes enfrente, de esta forma puedes determinar si es saludable o no.
 

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien