Libérate de una vida de engaños

Libérate de una vida de engaños

LA MENTIRA ES UNA PRÁCTICA COMÚN Y PELIGROSA QUE NOS ALEJA DE LA REALIDAD Y NOS LASTIMA A NOSOTROS Y A NUESTROS SERES QUERIDOS

15-10-2016 a las 09:00:00
281

La mentira es el detonante de una serie de situaciones que derivan en el engaño, principalmente a nosotros mismos y, por consecuencia, a quienes nos rodean.  Mentir significa hacer una declaración falsa, decir “medias verdades” o ambigüedades, y va acompañada del engaño, con el que actuamos por interés personal o de otro tipo con la intención de obtener una ventaja francamente injusta.

Engañar proviene del latín Ingannare, que significa "enredar a alguien o burlarse de él".

La relación con nuestra familia durante la niñez a menudo rige nuestro comportamiento con las demás personas a lo largo de nuestra vida. Por lo que solemos engañar, en la mayoría de las ocasiones, no por los demás o para hacer algún daño, sino porque no sabemos cómo ser fieles a nosotros mismos, no sabemos cómo ser transparentes porque estamos acostumbrados a vivir inmersos en la carencia y el miedo.

Diversos autores comentan que para poder engañar primero debe existir un autoengaño, el cual consiste en considerar que la información verdadera es preferencialmente excluida de la conciencia, por lo tanto se mantiene en el inconsciente. No obstante, es una práctica común y peligrosa, ya que nos aleja de la realidad y nos lleva hacia una construcción que la mente ya identifica como real.

¿Cómo liberarnos?

Pareciera que el malo de la novela es quien engaña; sin embargo es una persona que sufre porque se encuentra atrapada en sus propias mentiras y para dejar de hacerlo no es tan fácil como seguir una sencilla receta de cocina; pero aquí en Ciudad Yoga te damos algunas recomendaciones para que intentes liberarte de esta pesada carga emocional.

Entender el por qué del engaño. Quizás te sientas inseguro acerca de tus cualidades o que tu vida no es tan emocionante como la de los demás, por lo que te resulta más “fácil” recurrir al engaño, pero antes de hacerlo recuerda que la mayoría de las personas prefieren la compañía de una persona honesta.

Intenta detener la mentira que te conllevará al engaño. Cuando empezamos a mentir sobre algún hecho es como si estuviéramos alimentando una enorme bola de nieve; así las mentiras se multiplican y hasta será difícil recordar o llevar un registro de todo lo que dijimos y el orden en que lo manifestamos, por lo que será mejor parar a tiempo con las mentiras.

Aceptar las consecuencias. Engañar a los demás puede resultar algo tan cotidiano que hasta será fácil lograrlo, pero lo difícil llega cuando la verdad se da a conocer y se pierde la confianza de los seres queridos. Así es que por más complicado que resulte será mejor aceptar que mentiste, no olvides que el engaño es parte de la humanidad y que la gente valora cuando aceptamos que nos equivocamos.

Vive de una manera que sea un orgullo decir siempre la verdad. Si tomas buenas decisiones en tu vida, jamás tendrás por qué mentir porque en lugar de eso te sentirás orgulloso de tus experiencias y hasta con ánimo de contarlo.

Recuerda que el engaño es un hábito destructivo con consecuencias graves, pero con disciplina y valor es posible liberarse de él y recuperar la confianza en ti mismo y la de los demás.

Fuente: CiudadYOGA

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien