Conócete a ti mismo y vive mejor

Conócete a ti mismo y vive mejor

TE AYUDARÁ A ESTAR EN CONTACTO CON LA ESPERANZA DE SABER QUE LA BASE DE LA SUPERACIÓN PERSONAL Y DEL CRECIMIENTO INTERIOR SE ENCUENTRAN DENTRO DE TI

12-10-2016 a las 09:00:00
301

Si no nos conocemos plenamente nos perjudicamos a nosotros mismos debido a nuestra percepción exagerada y errónea del “yo”, de los demás, de los acontecimientos externos y de las cosas físicas. Hasta nuestros sentidos nos engañan, induciéndonos al apego y a acciones negativas que difícilmente nos aportarán algo en el futuro.

El verdadero conocimiento de nosotros mismos implica sacar a la luz las percepciones erróneas que tenemos y hacerles frente. El objetivo es descubrir de qué modo nos generamos los problemas y aprender a actuar de raíz con las ideas contraproducentes.

Así pues, el conocimiento de sí mismo constituye la clave del desarrollo personal y las relaciones positivas, ya que una vez que sabemos cómo poner la visión penetrante al servicio del amor y el amor al servicio de la visión penetrante.

Preparar una visión

Lo que realmente provoca problemas en el mundo son resultado de nuestras propias emociones contraproducentes no sólo a un nivel superficial sino en profundidad. La complejidad radica en que desconocemos cuál es la causa fundamental de esas emociones dañinas y cómo abordarlas de forma provechosa. 

Ponte en un estado de aceptación de ti mismo, con tus virtudes y tus defectos; notarás que ambas listas son realistas y que de las dos puedes sacar provecho.

Conocer nuestras fortalezas y debilidades es fundamental para proyectar nuestra vida, ya que no podemos construir sobre un terreno cuyas características desconocemos, si lo hacemos puede ser que se derrumbe pero de lo contrario sabremos a qué atenernos. 

Lo mismo pasa con nuestra vida, no podemos proyectar una vida de éxitos si tenemos defectos serios que desconocemos. Conocerse a sí mismo es el punto de partida de la planeación de vida.  Para ello, las preguntas que nos debemos hacer son: ¿Quién soy? ¿Cuáles son mis fortalezas? ¿Cuáles son mis defectos? Responde a cada una con toda honestidad, aunque no sea fácil admitir ciertas características es necesario reconocerlo, pues lo que no se conoce no puede ser vencido. Recuerda que hay que conocer al amigo para derrotarlo. 

No temas conocer tus defectos. Recuerda que en la aspiración a la perfección se encuentra el camino del éxito. El secreto de este camino no consiste en eliminar los defectos, sino en opacarlos con fortalezas más poderosas que ellos y saber que somos capaces de triunfar porque somos capaces de superarlos. 

Recuerda que para poder conocernos a nosotros mismos es necesario aprender que, además del cuerpo, debe existir algo más que lo dirige, el alma, es decir, el sí mismo que se deforma por los hábitos y el ambiente que lo rodea, el cual se convierte en ego, el causante de todos los males.

Fuente: CiudadYOGA

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien