Practica Yoga sin riesgos

Practica Yoga sin riesgos

EL YOGA BENEFICIA AMPLIAMENTE CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU, PERO AL IGUAL QUE OTRAS DISCIPLINAS, SU PRACTICA TAMBÍEN CONLLEVA RIESGOS LOS CUALES DEBEMOS CONOCER PARA PODER PREVENIRLOS

10-10-2016 a las 09:00:00
403

Para empezar a practicar yoga y tomar conciencia de nuestro cuerpo a través de las posturas (asanas) y secuencias (vinyasa-krama) siempre será más fácil si comenzamos por aquellas posturas más simples que requieran menor esfuerzo por nuestra parte y con las que nos sea más fácil prestar más atención a nuestro cuerpo y respiración.

Es altamente recomendable comenzar la practica de está disciplina asesorados de un profesor experto para que el nos guíe durante la sesión.

Consejos para practicar yoga sin riesgos

No quieras ir deprisa. El yoga no es una carrera de 100m planos, más bien se parece a la preparación de una carrera de fondo, hay que tener paciencia y e ir poco a poco, conocer nuestro cuerpo y su respuesta a cada postura o secuencia, el yoga conlleva un proceso y tiempos que debemos respetar.

Flexibilidad. Es un error muy común cuando empezamos la practica del Yoga pensar en que si no tenemos flexibilidad nos será imposible practicar Yoga, pero la flexibilidad y la fuerza se ganan con el tiempo y dependen en parte de cada uno, no intentes ir más allá de lo que tu cuerpo te permite. El yoga debe ayudarte a conocer tu cuerpo, sus limitaciones y como ir más allá, pero siempre de forma paulatina.

Concentración. Perder la concentración rapidamente o no conseguir desconectar la mente es algo normal al principio. Al igual que la elasticidad o la fuerza, la concentración debemos entrenarla y el camino para ello es la respiración. Centra tu mente y tu atención en la respiración en la medida de lo posible y te será más fácil tener la concentración necesaria para realizar correctamente cada postura.

Lesiones. Estar lesionado y no comentárselo a tu profesor es otro error muy común. Si tienes problemas de espalda, rodilla, cervicales o cualquier otra lesión, coméntaselo al instructor de yoga, él te indicará cuales posturas son adecuadas, contraproducentes y cuales debes hacer con mayor precaución, e incluso puede recomendarte algunas que puedan ayudarte a mejorar la lesión.

Si practicas Yoga por propia cuenta, debes estar al tanto de tu cuerpo y si presentas una lesión debes consultar con un profesional que posturas puede realizar, así como es altamente recomendable acudas con tu médico para tratar dicha lesión de manera adecuada. Nunca realices ninguna postura o secuencia si estas lesionado y desconoces cuales son las posturas que puedes realizar.

Respira. Utiliza la respiración como medio para concentrarte y evadirte de los pensamientos. Respira sólo por la nariz acostumbrándote a hacerlo pausadamente y acompañando los movimientos con la exhalación o la inhalación de acuerdo con cada postura o asana.

Ir demasiado de prisa. El inicio de una sesión de yoga debe preparar paulatinamente al cuerpo y la mente para poder soportar mayores tensiones y esfuerzos. Las posturas y secuencias iniciales deben conseguir despertar nuestro cuerpo dejándolo preparado para realizar posturas o asanas que necesiten mayor requerimiento físico y por tanto, mayor concentración.

Disfruta de la relajación final. El momento de relajación al final de la práctica o clase de yoga es fundamental para completar la toma de conciencia de nuestro cuerpo, así como también, necesario para reconocer como han influido las secuencias y posturas en él.

Fuente: LBDC

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien