La increíble relación entre cerebro y estómago

La increíble relación entre cerebro y estómago

LA CIENCIA NOS PRUEBA, CADA VEZ MÁS, QUE ESA DIVISIÓN ENTRE MENTE Y CUERPO ES ILUSORIA

08-10-2016 a las 10:00:00
894

Cuando piensas en tu organismo quizá te remites a células flotantes, agua, arterias, venas, sangre, ADN, y toda la magia que sucede allá adentro. Sin embargo, es difícil de creer que tú cargas mayor número de  ADNs de otros seres vivos que el tuyo propio; solo tu intestino está formado por más de 100 billones de microorganismos.

Hasta hace apenas hace unos años, la ciencia ha comenzado a conocer cómo estos microorganismos tiene un papel atónito en tu estado de salud. En tus intestinos se desarrollan tanto buenas como malas bacterias, y esta lucha repercute en muchas más implicaciones de las que crees.

Está comprobado cómo la salud allá dentro de tus intestinos está vinculada con enfermedades inesperadas como el Parkinson, la salud emocional; estos diminutos organismos en realidad parecieran ser parte de una mente unida en todo tu sistema; son por así decirlo, reguladores importantes de todo tu cuerpo.

Bacterias buenas VS malas

Buenas

Clostridium butrycom Produce importantes ácidos grasos, desinflama el sistema digestivo.

Bifidobaceria Regula las respuestas inmunológicas, produce vitaminas.

Lactobacillus Protegen contra los cancerígenos.

Malas

Clostridium difficile Son los más dañinos siguiendo el curso de los antibióticos.

Campylobacter  La infección ocurre casi siempre al consumir comida contaminada que está poco cocida.

Enteroccocus Faecalis Es frecuente después de una intervención quirúrgica.

Los beneficios de un sistema digestivo sano:

 

  • Estimula el proceso en el sistema digestivo
  • Ayuda a absorber los nutrientes
  • Ayuda a fortalecer los tractos intestinales
  • Se cree que mantiene el sistema nervioso sano

 

Cómo afecta al cerebro:

  • El cerebro y el intestino están conectados directamente por el nervio vago
  • Los microbios interactúan directamente con el sistema nervioso; el cuál se comunica directamente con el cerebro
  • El sistema digestivo produce hormonas y componentes neuroactivos que viajan por la sangre

Para beneficiar tanto al cerebro como al estómago es importante mantener una dieta sana y adecuada, practicar la meditación, descansar adecuadamente y realizar ejercicio diarimente.

A continuación un infográfico con más información (en Inglés)

Fuente: ecoosfera

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien