Aromaterapia

Aromaterapia

LA AROMATERAPIA ES UNA DISCIPLINA TERAPÉUTICA QUE APROVECHA LAS PROPIEDADES DE LOS ACEITES ESENCIALES EXTRAÍDOS DE LAS PLANTAS AROMÁTICAS PARA RESTABLECER EL EQUILIBRIO Y ARMONÍA DEL CUERPO Y LA MENTE PARA BENEFICIO DE NUESTRA SALUD Y BELLEZA

10-01-2016 a las 18:58:18
609

Los aromas se comenzaron a utilizar con fines terapéuticos en el año 4500 A.C. en China. Culturas como la Egipcia utilizaban aceites esenciales para el embalsamiento así como también para fines terapéuticos. En la antigua Grecia, Hipócrates, Galeno y otros grandes médicos de la época empleaban, para el tratamiento de sus pacientes, hierbas aromáticas y aceites esenciales. En la Europa medieval las hierbas y aceites esenciales se utilizaron para combatir enfermedades y durante el Renacimiento La Reina Inglesa Isabel I apoyó su uso.

Actualmente la aromaterapia se usa como tratamiento complementario, y no reemplaza a la mediciana tradicional, sino que acelera y hace más duraderos sus efectos al llegar a la raíz emocional despertando nuestras propias energías de curación. Nos ayuda a eliminar los efectos desagradables ó tóxicos de los tratamientos alopáticos. Nos armoniza y fortalece nuestra energía incrementado la capacidad curativa de nuestro cuerpo.

Beneficios de la aromaterapia

Las propiedades analgésicas, antibióticas, antisépticas, astringentes, sedantes, expectorantes y diuréticas de la aromaterapia ayudan a tratar una gran variedad de síntomas y condiciones físicas tales como: malestares gastrointestinales, condiciones de la piel, dolor menstrual y sus irregularidades, estrés, transtornos de estado de ánimo, problemas circulatorios e infecciones respiratorias por mencionar algunas.

Algunos de los aceites utilizados en la aromaterapía tienen un efecto calmante que facilita la relajación.

Métodos de aplicación

Inhalación. El método más común de la aromaterapia y se puede administrar de forma directa o indirecta.

Masaje de aplicación directa. Usualmente, los aceites esenciales, cuando van a ser aplicados directamente sobre la piel mediante masajes, se diluyen en una loción o aceite vegetal como la oliva, el aguacate o germen de trigo antes de ser aplicados a la piel para evitar una reacción alérgica. En términos generales, se diluye un 2 al 10% del aceite esencial en la loción. Sin embargo, algunos aceites pueden ser utilizados en concentraciones más altas, y otros deben diluirse aún más para un uso seguro y eficaz.

Baños aromáticos. Es el más sencillo de utilizar. Un baño con agua tibia que contengan aceites esenciales tiene un efecto de relajación. Cuando se usa en un baño, el agua debe estar tibia para evitar la rápida evaporación del aceite.

Cataplasmas frías o calientes. Se emplean para afecciones físicas especialmente para problemas de la piel y para tratar dolores musculares. Igualmente, se pueden mezclar con cremas y lociones.

Uso interno. Algunos aceites esenciales pueden ser consumidos en forma de tinturas o infusiones para el tratamiento de ciertos síntomas o condiciones. Sin embargo, es necesario consultar siempre con un profesional calificado antes de usarlo de forma interna. Algunos aceites, como el eucalipto, el ajenjo y salvia, nunca deben tomarse internamente.

Precauciones y contraindicaciones

Se aconseja que antes de colocar aceites esenciales sobre la piel, se debe realizar una prueba mediante la aplicación de una pequeña cantidad de aceite diluido detrás de la muñeca y cubriéndolo con un vendaje o tela para un máximo de 12 horas. Si se produce irritación o enrojecimiento, el aceite debe diluirse más y si en una segunda prueba continua la irritación, deberá evitarse por completo.

En el caso de los niños, las mujeres embarazadas o lactantes, resulta necesario antes de usar aceites esenciales tanto interna como externamente, consultar con un especialista en el área de la aromaterapia.

Los individuos que sufren de alguna enfermedad crónica deben informar al médico antes de comenzar el tratamiento con cualquier aceite esencial.

Las personas asmáticas no deben usar la inhalación de vapor de aromaterapia, ya que puede agravar su condición.

Los aceites esenciales son inflamables, y debe mantenerse lejos de fuentes de calor

Nunca aplicar aceites sin diluir sobre la piel, a no ser que el especialista tlo aconseje.

Inhalar los aceites poco a poco, pues el efecto puede ser potente.

No mezclar más de cinco aceites diferentes, porque pierden su capacidad curativa

Tener cuidado con los aceites esenciales basados en cítricos como la naranja o mandarina, ya que tiene un efecto fototóxicos.  Por ello, se debe evitar exponerse directamente a la luz de sol durante al menos 4 horas después de su aplicación.

Publicidad

Redes Sociales

Contáctanos

revista@ofertashoy.mx

Revista Vivir Bien